miércoles, 27 de enero de 2016

The Astonishing y por qué el tiempo le dio la razón a Mike Portnoy.

Esta es mi segunda publicación del presente año, y quisiera dedicarme a explicarles del por qué Mike Portnoy -ex – baterista de Dream Theater- tenía razón al fin y al cabo.

Esta crónica se debe a que hace poco escuché el nuevo álbum “The Astonishing”, el cual había tenido muy buenas críticas de los medios dedicados al género, pero que al final, esas críticas me las paso por la raja, porque lo más probable es que es de gente que en su jodida vida se ha dedicado a escuchar en su totalidad a la banda, o que quizás empezó a seguir a Dream Theater por el simple hecho de que han sido nominado a los premios Grammy, los cuales tienen menos peso que un paquete de palomitas.


A decir verdad, tenía las expectativas muy altas a cerca del nuevo álbum, ya que la banda se demoró aproximadamente 3 años en publicar un material nuevo, y en esta ocasión el responsable de la lírica, música, y producción del álbum fue uno de los miembros fundadores que van quedando, John Petrucci. Antes de escuchar el disco completo había puesto odio a las canciones “The Gift Of Music” y “Moment Of Betrayal”, los cuales me dejaron las expectativas muchos más altas, pero lamentablemente esos dos temas eran lo único bueno que podría rescatar del nuevo álbum, ya que el resto es una bazofia tras bazofia, muchas baladas, una ópera-rock mal hecha, un intento fallido a Ayreon. Lo único rescatable fue que James LaBrie –vocalista de la banda- desempeñó un buen trabajo durante todo el disco con un buen registro vocal. Mientras tanto, Mike Mangini, aún sigue siendo el Igor de la banda, con todo el talento innato que tiene y con todo lo que puede demostrar en cada disco, además, por algo está en Dream Theater supuestamente. Esto de que solo Petrucci y Rudess sean los encargados de hacer los discos me deja con una sensación de desilusion tremenda, porque se están poniendo muy egoístas al momento de componer.

La nota que le puedo poner al nuevo álbum, en una escala del 1 al 10, es de un 3, solo porque “The Gift Of Music” y “Moment Of Betrayal” salvaron (me duele en el alma ponerle esa nota pero se lo merecen).


Después de todo, Mike Portnoy tenía toda la razón por el simple hecho de que después de haber terminado la gira mundial del Black Clouds & Silver Linings quería tomarse un receso con el resto de los integrantes, para poder seguir con sus proyectos y refrescarse de ideas nuevas para los próximos discos de la banda, lo cual fue rechazado por el resto del elenco y decidieron que querían seguir haciendo discos y giras mundiales, y por lo mismo, Mike decidió dejar la banda por esas “diferencias”. Han pasado ya casi 6 años desde que Portnoy abandonó Dream Theater, y durante todo este tiempo se ha dedicado 100% a sus variados proyectos, los cuales destacan, Transatlantic, Flying Colors, Metal Allegiance y The Winery Dogs (la cual vendrán por segunda vez a Chile en el mes de Mayo), mientras tanto que el resto de los integrantes de Dream Theater se han dedicado a la banda también al 100% con resultados no tan gratos que un fan como yo podría esperar de ellos, debido a que de los 3 discos que han sacado sin Portnoy han sido irregulares, salvo el “A Dramatic Turn Of Events”, el cual fue un refrito muy bien hecho de su clásico “Images And Words” más dos temas nuevos, los cuales fueron, la poderosa “Bridges In The Sky” y la balada “Beneath The Surface”.

Y asi concluyo y que no me cansaré de repetir, que el tiempo le dio la razón a Mike Portnoy, que la banda debió tomarse un descanso, porque estaban en constante movimiento y la rueda ya se estaba desgastando, pero que lamentablemente no fue como lo que quería Portnoy, y ahora Dream Theater está sufriendo las consecuencias, con un disco que me hace bostezar mucho, porque no es la esencia de la banda, simplemente una pena.

PD: Como me encantaría que James LaBrie le diga a John Petrucci que se contacte con Arjen Lucassen para que le dé lecciones de cómo hacer un disco conceptual de ciencia ficción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada